Conéctate con nosotros

Arte y Estilo de Vida

Sergio Bustamante en el lugar sobre lomas de tierra barrial.

Sergio Bustamante es un arquitecto, artista y escultor mexicano, que incursiona en la elaboración de esculturas de bronce, resina y cerámica, así como en la creación de pinturas, joyería, mobiliario, accesorios para dama, zapatos entre otros artículos.

Es originario de Culiacán, Sinaloa, y aunque la vida del artista no fue sencilla en su niñez al ser huérfano de padre y madre, fue adoptado por su abuelo José Chong, de origen chino que al nacionalizarse mexicano adopto un apellido mexicano. Él, fue quizás el encargado de acercar a Bustamante al arte, pues le gustaba comprarle juguetes de papel mache, cartón, madera e incluso juguetes elaborados con hojalata, que despertaron poco a poco el interés del escultor, por descubrir como se fabricaban esos maravillosos objetos, con los que pasaba horas de diversión, en la gran casa que fue su hogar en aquellos años. Comenzó a cuestionarse el porqué de las cosas y la verdad escondida detrás de cada uno de los juguetes que su abuelo le escondía por todo el jardín.

Decidió estudiar arquitectura en la Universidad de Guadalajara, y fue en esas épocas en las que comenzó a elaborar sus primeras obras, siendo la pintura y el papel mache, los primeros materiales con los que dejara volar su imaginación. Con 23 años logro exponer sus obras en la Galería Misrachi en la Ciudad de México, que era la mejor galería de arte de ese entonces, sus obras eran valoradas en 5 mil pesos, una fortuna para esos años. Su constancia en el arte le permitieron comprar una casa con tan solo 24 años de edad y viajar por Europa.

Al regresar a México, se estableció en San Pedro Tlaquepaque, Jalisco un pintoresco pueblo mágico, que en sus inicios fue habitado por totonacas, cuya actividad principal era la elaboración de piezas de arte. Hoy en día, es sin lugar a dudas, el destino perfecto para todas aquellas personas que buscan encontrar piezas de arte mexicano únicas, de alfarería, barro, hilados, latón, madera, papel maché, piel y vidrio. Su nombre proviene del vocablo Tlalipac, cuyo significado es “Lugar sobre lomas de tierra barrial”, y fue este maravilloso sitio en donde Bustamante decidió fundar su “Taller de Estudio Familiar”, apoyado en otros artistas con los que compartía gustos e ideales.

La pintura y el papel mache, poco a poco lo fueron acercando a otros materiales, siendo las esculturas de madera lo siguiente en lo que el escultor decidió enfocar su talento, posterior a ello el bronce fue el elegido, con los animales como una de sus principales fuentes de inspiración. Cuando los colores y las texturas llamaron su atención más de lo esperado, comenzó a plasmarlos en esculturas de cerámica, pues eran las piezas perfectas para externar sus sentimientos a través de suaves trazos con pintura acrílica y dejar fluir sus pensamientos con el difuminado de los colores sobre la pieza.

Patrocinador Oficial

Cuando las esculturas no fueron suficientes para expresar su arte, inicio con la elaboración de finos muebles de madera con detalles en bronce, que dieron pie a la creación de joyería, anillos, dijes, aretes, entre otros, que fueron las primeras piezas que elaboro en plata, todas hechas a mano una a una, lo que añadía un valor único pues ninguna pieza podría ser igual a otra.

Las obras de Sergio Bustamante toman formas de lunas, soles, animales, sirenas, seres fantásticos, criaturas con morfología triangular, manos, aves hermosas y un sinfín de estructuras, cuyo significado real está en quien observa la pieza, en aquella persona que se pierde en sus líneas y colores, admirando cada parte de ella y dejándose encantar por la historia que comienza a imaginar, inspirado por esa sublime pieza.

Bustamante siempre ha dicho que él, es artista y artesano pues ambos oficios son lo mismo, igual de importantes y que tienen como objetivo crear piezas bellísimas que enamoraran a alguien, que terminara por comprarla, pues el vinculo que formara con ese cuadro, esa escultura, ese par de aretes o ese par de zapatos será mágico.

Jamás le ha molestado que sus piezas sean copiadas por otras personas pues en palabras del escultor “ lo bueno siempre será copiado” y aunque cada una de sus piezas es objeto del toque artístico de Sergio Bustamante, en su taller trabajan mas de 15 personas, que para el artista son mas que colaboradores, son su familia, los que le ayudan a que sus sueños se sigan cumpliendo y su imaginación e ideas extraordinarias tomen forma y adopten una estructura física, ya sea como una bolsa, una escultura de bronce o por que no una delicada pañoleta.

Actualmente cuenta con galerías en Estados Unidos, Rusia y hasta Japón, pero es en México donde sus obras adornan el corredor frente a su galería en Tlaquepaque, y sus esculturas ven el atardecer en las playas de Puerto Vallarta.

Son esos tan característicos y al mismo tiempo peculiares rostros triangulares, con cuerpos poco convencionales los que enamoran a las personas que se detienen a observarlas detenidamente, y todas y cada una de sus obras las que hacen que aun como espectador, nuestra imaginación vuele, al pensar en que podrían significar esos seres, cual es su mundo, en donde  habitan, que historia nos estarán tratando de contar y seguramente cada nueva colección de Sergio Bustamante nos permita olvidarnos por unos instantes del mundo cotidiano, para sumergirnos en ese universo mágico al que nos invita con cada una de sus piezas.

Fotografía: Sergio Bustamante

Publicidad de Patrocinadores PlayersPro - Deportes al momento - Patrocinios
Publicidad de Patrocinadores

No te lo puedes perder

Más de Arte y Estilo de Vida