Juego 6 de las Ligas Mayores, algunos datos importantes para el día de hoy.

La primera Serie Mundial llevada a cabo en una sede neutral tiene a los Dodgers y a los Rays jugando de “locales” en el Globe Life Field de Arlington. Y quizás, en ese espíritu de compartir, quedara como anillo al dedo el hecho de que ambas escuadras han alternado victorias en los primeros cinco encuentros de este Clásico de Otoño al mejor de siete juegos.

Los Dodgers están a una victoria de ganarlo todo – y regresan como el equipo de “casa” con la oportunidad de llevarse su primer título de Serie Mundial desde 1988 en el Juego 6 la noche de este martes – probablemente no tengan ese espíritu de compartir.

Los azules pretenden cumplir la misión amplificada por la adquisición del astro Mookie Betts en febrero y su dominio absoluto durante la abreviada campaña regular del 2020.

“Sigamos haciendo nuestro trabajo”, dijo el primera base Max Muncy. “La misión aún no se ha cumplido”.

Si los Rays pretenden obligar un decisivo Juego 7 la noche del miércoles, probablemente necesitarán de una apertura heroica del ganador del Premio Cy Young de la Liga Americana en el 2018, Blake Snell, quien mantuvo sin hit a los Dodgers por 4.2 innings en su apertura del Juego 2 el miércoles antes de confrontar problemas en el quinto acto.

«Es difícil, porque ellos van a hacer ajustes”, indicó Snell. “Ya me han visto, así que van a tratar de hacer ajustes basados en lo que ya vieron de mí. Sé que tendré que hacerle ajustes a lo que yo vi de ellos”.

La historia está del lado de los Dodgers. Ésta es la octava vez en la historia de la franquicia en la que los azules han tomado una ventaja de 3-2 en una serie al mejor de siete encuentros. Tienen marca de 6-1 en las siete ocasiones anteriores, con la única derrota sucediendo en la Serie Mundial de 1952. De las seis series ganadas, dos llegaron en el Juego 6 (Series Mundiales de 1959 y 1981).

Cortesía y Fotografía: Sitio Oficial MLB