¡SE LE PINCHA LA LLANTA Y SE LLEVA VICTORIA!

Con una pinchadura de neumático en su última vuelta, Lewis Hamilton, obtiene su triunfo en la Gran Bretaña.

Lewis Hamilton se mantenía liderando cada vuelta del GP de la Gran Bretaña, hasta que, durante su última vuelta, su neumático delantero izquierdo reventó.

No fue hasta que Max Verstappen hizo una parada en los pits para colocarse un set de neumáticos blandos en un intento por conseguir la vuelta más rápida y el punto de bonificación, que le otorgó a Lewis más de medio minuto de ventaja, y le permite recorrer la mitad de su última vuelta con solo tres neumáticos en condiciones para la misma, consiguiendo así, llegar a la línea de meta y sumar su séptimo triunfo en Silverstone con solo 5.8 segundos de ventaja sobre Verstappen.

El conductor al percatarse de la pinchadura del neumático, se mantuvo a una velocidad constante, procurando no ir demasiado lento, y siendo suficiente para garantizarle la victoria.

“Solo traté de conducirlo y de mantener la velocidad, porque a veces pueden volar (las piezas de la goma) y romper un ala. Yo estaba rezando diciendo: ‘oh dios mío’ y tratando de seguir». Dijo Hamilton después de la carrera.

El ingeniero de carreras del inglés, Peter Bonnington, quien es el genio que se esconde detrás de Lewis Hamilton, relató los detalles del último giro del Gran Premio de Gran Bretaña y condujo al británico a la victoria, manteniendo la calma gracias a sus instrucciones durante esos segundos de presión.

Fotografía: Twitter/Lewis Hamilton